viaje seguro con las portabicicletas Thule

Montar en bicicleta es un deporte apasionante y divertido que suma cada día más adeptos, por no hablar de quienes utilizan las dos ruedas como medio de transporte habitual en la ciudad, tanto en la propia como en aquellas que visitan en su tiempo de ocio. La bicicleta nos ayuda a estar en forma, a relajarnos y contribuir en la defensa del medio ambiente, razones más que suficientes para que se convierta en un plan ideal de cara a fines de semana y vacaciones.

Una de las cosas que debemos tener en cuenta es que si no se lleva la bicicleta correctamente sujeta al automóvil, no solo podríamos provocar un accidente, sino que podemos ser sancionados con hasta 100 euros de multa. Por lo que es imprescindible contar con un buen portabicicletas a la medida de nuestro vehículo, un dispositivo que actualmente podemos elegir de entre los modelos legales que indica el nuevo Reglamento de Circulación.

De los sistemas para llevar bicicletas en el coche, deberemos estudiar cuál es el que más nos conviene dependiendo del modelo de nuestro vehículo, de nuestras necesidades y del presupuesto disponible. Respecto a estos últimos, contamos con los siguientes dispositivos:

En el interior del coche: Es el más económico, pero no todos los vehículos disponen de un habitáculo tan amplio como para introducir las bicicletas (quitando las dos ruedas, eso sí) y gran portón para introducirlas. Además, se necesitan un sistema interior de enganche mediante cintas de seguridad para la correcta sujeción de las bicicletas, ya que de lo contrario, podrían resultar peligrosas en caso de colisión.

De techo: Económico y con la ventaja de que una vez desmontado, ocupa poco espacio y se guarda fácilmente, aunque en los garajes debemos tener cuidado con la altura y siempre está el tema de la resistencia al aire y del aumento del consumo en carburante.

– El de portón trasero: También es muy asequible. Hay que tener en cuenta que la colocación y señalización de la carga sean correctas por motivos de seguridad y para evitar sanciones. Las bicicletas no pueden sobresalir por los laterales del coche y deben señalizarse con una placa V-20 de franjas rojas y blancas.

– El de bola de remolque: Su precio es un poco más elevado que el de los anteriores. Requiere instalación previa de la bola de remolque, pero permite abrir el portón del maletero y además, las bicicletas se montan con mucha facilidad. Eso sí, se necesita más espacio para guardarlo una vez desmontado y el remolque requiere matrícula y luces.

En cuanto a marcas, Thule es un referente en este tipo de complementos para el transporte, pone a nuestra disposición portabicicletas, bacas, cofres y otros accesorios útiles a la hora de emprender un viaje con mucha carga.

Los portabicicletas Thule nos ofrecen varios modelos de techo: uno moderno y funcional, otro más elegante y por último, uno más sencillo y profesional. Todos ellos disponen de sencillos pasos de montaje, seguridad y firmeza en la sujeción de las bicicletas. Los Thule de bola de remolque tienen una gama estable, segura y fácil de usar. Y el de portón trasero nos permite transportar hasta tres bicicletas, encajadas con un sencillo y seguro sistema de fijación.

Cualquiera de estos sistemas y la amplia gama que ofrece Thule, nos aseguran calidad, materiales que respetan el medio ambiente y la tranquilidad de llevar en nuestro vehículos correctamente y con seguridad las bicicletas.

¿Dónde adquirir portabicicletas Thule a buen precio? En eMaletas hay ofertas en portabicicletas Thule de techo, fabricado en aluminio y acero. Sistema práctico y muy cómodo de montar, con antirrobo insertado y coeficiente aerodinámico.

Deja un comentario

Menú de cierre
×